Acerca de mí

¡Bienvenida! Mi nombre es Karla de Fernández una hija y sierva de Dios por gracia, esposa y madre como privilegio. Estoy casada con Jorge Carlos (Sr. F), un varón maravilloso a quien conocí cuando apenas tenía 17 años y me enamoré desde que lo vi. Este año cumplimos 15 años de casados, un matrimonio imperfecto pero lleno del amor de Dios y de su gracia todos los días. Dios nos ha permitido tener 3 hijos varones llamados Daniel, Santiago y Matías.

Amo leer, estudiar y compartir con otras mujeres la Palabra de Dios para que juntas aprendamos a saborear y atesorar la belleza del Evangelio en nuestro diario vivir.

Tengo la dicha de estar edificando un hogar al lado de mi esposo. Ese es el lugar donde Dios me ha llamado a servirle primordialmente y es también desde ahí donde busco compartir con más mujeres acerca de la Palabra de Dios, y de cómo vivir la vida de acuerdo con lo que aprendemos en ella.

Hace unos años atrás comencé en este mundo de la blogosfera a través de Soy Mujer de Valor, un blog que nuestro buen Dios usó para llegar a muchas mujeres y animarlas a estudiar Su Palabra a través de los estudios bíblicos que año tras año compartimos, así como devocionales, jornadas de oración y cientos de artículos donde escribía acerca de mi caminar con Dios y mis lecturas diarias.

Fue un tiempo maravilloso en el cual Dios también creó una comunidad virtual y he sido bendecida al conocer a mujeres de diferentes lugares, diferentes culturas, pero todas unidas en un mismo sentir y anhelo: conocer más de Dios a través de Su Palabra.

Con el paso del tiempo, Dios en su gracia y bondad me ha permitido ser parte de diversos ministerios en línea, soy parte de Soldados de Jesucristo donde tengo el privilegio de dirigir las Iniciativas Femeninas para de manera intencional equipar a más mujeres con recursos y herramientas de sana doctrina de manera gratuita. Es un ministerio que amo y al que tengo mucho que agradecer a Dios, pues, fue ese lugar que Dios usó hace años atrás para ampliar mi anhelo por conocer más de Él y transmitirlo a las mujeres de mi iglesia local también.

Creo que Dios puso en mí ese anhelo por escribir desde niña. Escribí mucho desde mis primeros años, mi papá me enseñó a leer y a escribir antes de cumplir los 4 años así que escribí cartas, poemas, diarios y lo seguí haciendo conforme iba creciendo, aunque con menos frecuencia. Fue hasta mi edad adulta y con la maternidad de mi tercer hijo que, alentada por mi esposo, decidí comenzar a compartir lo que día a día aprendía acerca de Dios a través de la web.

Un escritor sueña y anhela escribir un libro, Dios en Su gracia me ha permitido escribir un par de manera libre y este año si es la voluntad de Dios, saldrá publicado “Hogar Bajo Su gracia” con Editorial Lifeway, lugar en el que desde hace tiempo escribo para su blog LifeWay Mujeres.

Tengo mucho qué agradecer a Dios, todo ha sido por Su gracia. En cada momento he visto su mano actuar, cada proyecto, cada sueño sé que ha sido puesto por Dios y lo único que puedo decir es:

Sí, Señor ¡úsame para cumplir tus propósitos eternos!”

Han sido tiempos hermosos, llenos de la bondad de Dios pero también han sido dolorosos, días grises llenos de lágrimas y he aprendido a amar esos tiempos de aflicción también porque nunca me ha dejado sola, nunca nos ha dejado solos como familia. Sus planes, su forma de hacer todo nos tiene en paz porque sabemos que Él tiene cuidado de nosotros. Dios ha puesto el anhelo de edificar y formar un hogar donde Cristo sea quien reine, anhelamos también ser conformados cada día a la imagen de Su Hijo, como individuos y como familia también.

Así que, aquí en este nuevo lugar es donde te seguiré compartiendo acerca de lo hermoso que es atesorar el evangelio cada día a través de experiencias personales, para enamorarnos más de Dios, alentarnos y depender de Él quien en su gracia y Soberanía hace todas las cosas de acuerdo con sus planes perfectos.

En Su gracia y para Su Gloria.