Me siento seca

Había llegado al grado de decir: “Me siento seca. Señor, te necesito, estoy seca y siento morir. Me he dedicado a conocerte y saber más de tu Palabra, pero, creo que al mismo tiempo me he alejado de ti. Es como si en ese camino en la búsqueda de ti, me extravié y dejé de verte”.